El proverbio “Acabó como la comedia de Ubrique” podría datar de antes de 1811

JOSE MARÍA GAVIRA VALLEJO

Fray Sebastián de Ubrique, en su Historia de la Villa de Ubrique, data el proverbio Acabó como la comedia de Ubrique en “la primera mitad del siglo XIX”. No hay más referencias cronológicas en otras fuentes que conozcamos. Pero he encontrado un documento que podría arrojar alguna luz al respecto.

En otro artículo de esta revista he recogido dos recortes de prensa, de 1868 y 1871, en los que se emplea el dicho acabó como la comedia de Ubrique para indicar que una reunión (especialmente política) acabó muy mal. Son las más antiguas citas del proverbio que conocemos. Por otro lado, la primera y única explicación que durante siglo y medio se ha dado al dicho es la de Adolfo de Castro (en su libro Varias obras inéditas de Cervantes, de 1874), explicación que consideramos espuria, pareciéndome mucho más plausible la que he publicado en otro lugar. Dicha nueva versión es la más antigua, de 1853, lo que nos proporciona una fecha ante quem indiscutible.


El “rosario de Ubrique”

proverbio_data1Ahora bien, existe un escrito de 1811 en el que se habla del rosario de Ubrique. Figura en el tomo I del libro Cartas Críticas que escribió el reverendísimo padre maestro Fray Francisco de Alvarado, del Orden de Predicadores en las que “con la mayor solidez, erudición y gracia se impugnan las doctrinas y máxima perniciosas de los nuevos reformadores, y se descubren sus perversos designios contra la Religión y el Estado“, publicado en 1824 –no sabemos si existe una edición anterior–- En una de las cartas de ese libro, fechada el 1 de septiembre de 1811, al referirse a cierto “congreso por el pacto social” que al parecer se estaba preparando, Alvarado menciona el “rosario de Ubrique” dándole la misma connotación que se le ha dado siempre a la “Comedia de Ubrique”:

proverbio_data2proverbio_data12

Pero ¿qué fue el rosario de Ubique? Nosotros creemos que en realidad Alvarado quiso decir Comedia de Ubrique. Si así fuera, indudablemente la Comedia de Ubrique sería anterior a 1811.

El dominico Fray Francisco de Alvarado, autor de esa cita, tenía 55 años cuando la escribió. No es que fuera muy mayor en términos absolutos, pero sí en términos relativos si tenemos en cuenta que murió tres años más tarde. Entra, pues, dentro de lo posible, que en esa época empezara a confundir las cosas.

El “rosario que acabó a farolazos” probablemente es el que todos conocemos como rosario de la aurora. El proverbio referido a él tiene el mismo significado que el de la Comedia de Ubrique, a saber, que una reunión de personas acaba muy mal. Y su uso tiene pleno vigor actualmente.

proverbio_data3
proverbio_data4No se sabe a ciencia cierta dónde ocurrió lo del rosario de la aurora, pero muchos autores hablan de Espera, pueblo que pertenece a la misma comarca que Ubrique (la Sierra de Cádiz).  ¡Curioso…!

El erudito en proverbios José María Sbarbi (dcha.) explicó así lo del rosario de la aurora o rosario de Espera en su obra Florilegio o ramillete alfabético de refranes y modismos comparativos y ponderativos de la Lengua castellana (Madrid, 1873):

Acabará como el rosario de la Aurora.

Este modismo, del cual nos servirnos en lenguaje familiar para expresar que una cosa parará en mal, alude á cierto choque. que hubo entre los que acompañaban al rosario que en muchos pueblos, particularmente de Andalucía, se canta y lleva procesionalmente por las calles los domingos al asomar la aurora; y tanto es así que, se cree tuvo mal fin aquella contienda, que muchos suelen añadir al refrán enunciado: que acabó á farolazos.

Otros dicen:

Acabará como el rosario de Espera,

pueblo de la provincia de Cádiz, diócesis de Sevilla, en el cual suponen se verificó aquel funesto desenlace.

En el Diccionario de refranes, adagios, proverbios, modismos, locuciones y frases proverbiales de la lengua española, obra póstuma de Sbarbi publicada en 1922, este autor considera que efectivamente ambas expresiones son equivalentes:

proverbio_data5

(Esta explicación que da Sbarbi al proverbio es la misma que dio Adolfo de Castro en 1874 y que, personalmente, considero espuria).

Una curiosidad más: ambos proverbios se han usado mucho en el mundo de la política, pero también en el de los toros. Unos ejemplos:

Palmas y pitos, 23/6/1913:

proverbio_data6

Boletín de loterías y de toros, 29/9/1863:

proverbio_data7


El dicho de “La Comedia de Ubrique” probablemente es anterior 1811

proverbio_data8Por lo expuesto, creemos que el padre Alvarado, cuando en su carta del 1 de septiembre de 1811 habla del “rosario de Ubrique”, en realidad se está refiriendo a la “Comedia de Ubrique”.

Francisco Alvarado, dominico de Marchena, era conocido como el filósofo rancio. En 1810, al llegar los franceses a Sevilla, huyó a Portugal. Desde allí escribió medio centenar de cartas en las que exponía sus proyectos e ideales absolutistas.  Se las publicaron Francisco Rodríguez de la Bárcena y Manuel Freyre de Castrillón, amigos suyos diputados en las Cortes de Cádiz desde 1811. (Esto es interesante tenerlo en cuenta por lo que después vamos a decir.) Después de la Guerra de la Independencia fue probablemente la cabeza más importante del grupo de los libelistas reaccionarios gaditanos.

En su Historia de la Villa de Ubrique dice su autor, Fray Sebastián, que el proverbio ubriqueño “ha recorrido lada España y alguna vez ha servido para calificar las sesiones tumultuosas del Congreso”. Efectivamente, tuvo éxito entre la clase política  y, por extensión, en la prensa madrileña y nacional cuando informaba de política.

proverbio_data9

¿Cómo es posible que lo ocurrido en un pequeño pueblo de la provincia de Cádiz llegara a conocerse en Madrid y lo mencionaran proverbialmente sus periódicos y fuera citado en el Congreso?

Establezcamos una hipótesis. La Comedia de Ubrique pudo tener lugar en la primera década del siglo XIX, o quizá un poco antes. Y que el suceso lo llevaron a las Cortes de Cádiz los diputados de Ubrique y la Sierra. Allí se extendió entre los políticos. Pudo contribuir la prensa gaditana (no olvidemos que en la primera década del siglo XIX la ciudad de Cádiz era un hervidero de prensa: El Conciso, El Censor General, el Diario Mercantil de Cádiz, la Gazeta de Cádiz, la Gazeta del Comercio de Cádiz, el Zelador patriótico, El Telescopio Político, El Revisor Político…).  Después, cuando las Cortes se trasladaron a Madrid los políticos se llevaron el proverbio a la capital.

En nuestra opinión, es una explicación que se puede dar al hecho de que se hiciera tan popular y se extendiera tanto por toda España un proverbio sobre un suceso ocurrido en un pueblecito perdido de la provincia de Cádiz que entonces no era conocido ni por las petacas. Del rosario de Espera podríamos decir casi lo mismo. ¿Qué ayudó a la comedia de Ubrique y al rosario de Espera a ser tan famosos? Que ocurrieron en el lugar en que entonces estaba el centro de España. Es lo que creemos..

Si el suceso se hubiera producido después de la Guerra de la Independencia (digamos, en los años 20 del siglo XIX), ¿no habría quedado reflejado en algún documento del archivo municipal de Ubrique? O en la prensa…

Insistimos: creemos que el proverbio sobre la Comedia de Ubrique se basa en un hecho que, cuando se celebraban Cortes en Cádiz, aún estaba fresco. Y como fray Francisco de Alvarado se carteaba desde Portugal con diputados en aquellas Cortes, probablemente él empezó a usar también el proverbio por influencia de aquellos políticos, si bien, dada su condición de eclesiástico, se le fue el santo al cielo y confundió la comedia de Ubrique (acontecimiento pagano) con el rosario de Ubrique


Unas palabras más sobre el rosario de la aurora

La referencia más antigua que hemos encontrado en la prensa al rosario de la aurora es de 1821. La del rosario de Espera más antigua que hemos visto data de 1820 (El Corrector de Disparates. 1820, n.º 3, página 5).

proverbio_data10

La más moderna es de 1908 (La Ilustración española y americana. 29/2/1908):

proverbio_data11

Hay quien sitúa el hecho del rosario de la aurora en otros lugares (por ejemplo, en Madrid). Hasta en México tienen su particular rosario, que allí llaman de Amozoc:

Durante el Virreinato, los artesanos se agrupaban en gremios que protegían sus intereses comunes y les daban personalidad social. Entre las obligaciones de los gremios, estaba el costear las festividades del Santo patrono y tomar a su cargo uno de los días preparatorios de la fiesta principal de la localidad. Pues bien, se dice que surgió el desacuerdo entre el gremio de plateros de Amozoc; la discordia escindió al gremio en dos bandos fieramente antagónicos, y cada uno hacía sus fiestas, mientras que el otro no osaba ni asomarse. Es de anotar que la manceba del jefe de uno de los dos grupos en pugna, era una hermosa joven apodada “La Culata”. Tras largas pláticas, en presencia de las autoridades civiles y religiosas, ambos bandos acordaron unirse para celebrar las festividades de la población. Pero, durante el canto de la letanía que sigue al rosario, cuando el coro cantó “Mater Immaculata”, en latín, algunos creyeron oír “Maten a la Culata”. Entonces, sin más, ambos bandos se lanzaron a la refriega empuñando cuchillos, puñales y machetes, armándose un mitote donde hubo muertos, heridos y golpeados. Desde entonces, cada vez que una fiesta o reunión termina a chingadazos, se dice que acabó como el rosario de Amozoc.

Pero parece que el prístino rosario de la aurora es el de Espera. Sin embargo, nunca habíamos oído hablar del rosario de Ubrique…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: